5 PLAYAS PARA ENAMORARSE DE PANAMÁ

Actualizado: 24 de ago de 2018



Que el cuerpo empiece a sentir el cansancio de mitad de año y la cabeza solo piense en playa es sinónimo de empezar a planear las vacaciones de verano; y Panamá es de esos destinos increíbles que no vas a querer perderte. Rodeado del mar Caribe y del océano Pacífico, cargada de colores y movimiento, puede ser el viaje romántico que estabas soñando con tu pareja o la mejor aventura con amigas.

Vivimos esta experiencia con Mía Martínez y nos enamoramos del ritmo y la energía de este país centroamericano. Te compartimos las mejores recomendaciones para aprovechar al máximo tu estadía.

Las mejores playas de Panamá by @miamartinez


1) Archipiélago de San Blas



Cerrá los ojos e imaginá un paraíso. Si esa imagen mental incluye olas turquesas y arenas blancas rodeadas de palmeras, entonces ¡tomá nota! Estas playas te van a encantar. El archipiélago está formado por 365 islas, de las cuales solo 80 están habitadas, y se encuentran en Guna Yala, una comarca indígena. Esta no solo tiene otro gobierno, al ser habitada por la etnia guna originaria, sino que su naturaleza se conserva intacta. Todos los detalles de esta cultura te van a sorprender.

Lo que no podés perderte: si sos aventurera, podés quedarte a pasar la noche en una cabaña de bambú (¡el piso es de arena!) o dormir en carpa bajo un cielo lleno de estrellas. Levantarte a pasos del mar es increíble; en días despejados el agua está aún más transparente de lo común, y desde la orilla vas a poder ver cientos de peces y los emblemáticos arrecifes de coral a tu alrededor.

¿Cómo llegar?: Para llegar al puerto podés hacerlo desde Panamá City en camionetas 4x4, ya que el trayecto es sinuoso y con muchas subidas y bajadas. Además, el camino es tan impresionante que no vas a querer perdértelo, estar viajando al nivel de las nubes ya inaugura la aventura. Una vez en el puerto, podés tomarte lanchas a todas las islas. Tené en cuenta que tenés que pagar impuestos y que hay horarios de ida y vuelta pautados. Lo ideal es salir temprano para aprovechar todo el día y, una vez que llegás, podés recorrerlas caminando porque las distancias son cortas.

¿Cómo reservar?: podés encontrar opciones de cabañas y campings en el Instagram de @sanblas_beachtrip


2) Playa Estrella en Bocas del Toro



Su nombre lo indica: además de ser una de las playas más lindas de Panamá, está habitada por cientos de estrellas de mar anaranjadas que te van a enamorar. Esta famosa provincia panameña tiene una de las playas más elegidas por los grupos de viajeras argentinas.

Lo que no podés perderte: si querés una experiencia culinaria autóctona, tenés que probar los patacones con frijoles. Si andás con extrañitis, podés pasar a comerte un asado en la parrilla argentina Fincas y Estancias una vez que volvés al centro de Bocas del Toro. Los dueños son lo más.


3) Cayo Zapatilla



Esta isla paradisíaca está rodeada por un bosque tropical inmenso y es ideal si estabas buscando un poco de paz e intimidad, ya que se caracteriza por su tranquilidad.

¿Cómo llegar?: Hay lanchas que salen del puerto de la ciudad de Bocas del Toro regularmente. Podés llevarte tu comida, armar un picnic y pasar el día.

Lo que no podés perderte: Animarte a hacer deepboard y conocer el mar desde sus profundidades. Hay muchas opciones de excursiones y es una aventura divertida para hacer con amigas.


4) Playa Red Frog en Bastimentos



La famosa playa de las ranas rojas queda en la Isla Bastimentos, una de las más grandes dentro del archipiélago y el lugar de residencia de la comunidad indígena Quebrada de Sal, y el Parque Nacional Marino Isla Bastimentos.

Lo que no podés perderte: aunque no siempre se ven, ¡tenés que intentar ver las ranas rojas! Suelen están en la zona entre la playa Wizard y Red Frog.


5) Santa Catalina



Es conocida por ser uno de los mejores enclaves surferos de Centroamérica. Es un pequeño pueblo de pescadores reconvertido en pueblo de surfistas. Lleno de con hostels y posadas frente al mar, tiene un estilo bohemio y con mucha onda.

Lo que no podés perderte: ¡tomar clases de surf!



Este país caribeño transmite esa vibra especial con la que viven los panameños. Tranquilidad, paz, carpe diem, y vivir el presente son algunas de las características que los identifican y por las cuales no podés dejar de conocerlos. Además, su energía se vivencia no solo en las playas, sino también en la ciudad: es común pasar por el casco antiguo de Panamá y ver gente bailando animadamente música caribeña.

El tránsito es caótico y el verano es muy húmedo, por lo que suele llover seguido, pero despertarse en medio de esta selva tropical no tiene precio. Panamá nos dejó fantaseando con nuestras próximas vacaciones.


Por @maguvillar



3,892 vistas
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon